El lápiz del carpintero. Manuel Rivas.

El lápiz del carpintero. Manuel Rivas. Ressenya de Katia Torrent.

Comparteix aquest post...

Club de lectura “Espai Mariola Nos”

III. El lápiz del carpintero (Febrero 2015)

Manuel Rivas: “las palabras van cargadas de sentido, llevan memoria, información esencial sobre la humanidad”

 

El escritor Manuel Rivas nació en A Coruña en 1957. Es uno de los escritores más reconocidos de la literatura española actual. Él suele escribir en gallego, pero su obra está traducida de forma impecable al castellano o por él mismo (La mano del emigrante, Las llamadas perdidas, Mujer en el baño…) o por Dolores Vilavedra (¿Qué me quieres, amor?, Ella, maldita alma y El lápiz del carpintero). Estudió Ciencias de la Información en Madrid y desde muy joven empezó a colaborar en diversos periodicos: El País, El Ideal Gallego, Diario de Galicia y La voz de Galicia. Su faceta de periodista influye en sus relatos en los que se observa ese tono propio del reportaje periodístico, de frases certeras y escritura enérgica, de finales radicales y casi lapidarios. Escribe también poesía y su obra poética entre 1980 y 1996 ha sido recopilada en la antología El pueblo de la noche (2005). Al margen de dicha antología, su obra más celebrada y traducida ha sido La desaparición de la Nieve (2009). Es un buen contador de historias, de cuentos, de anécdotas, de imágenes, de palabras.   Básicamente, se le conoce como narrador. Como escritor de relato breve hay que señalar su obra más celebrada ¿Qué me quieres amor? (1996), con la que ganó el Premio Nacional de Narrativa. Esta obra incluye el relato La lengua de las mariposas, adaptado al cine. También son relevantes: Ella, maldita alma (1998), La mano del emigrante (2002), Las llamadas perdidas (2003) y Cuentos de un invierno (2006). Como novelista ha desarrollado una amplia producción de novela corta, cuyas obras más importantes son: Los comedores de patatas (1993), El lápiz del carpintero (1998), acreedora del Premio de la Crítica Española, En salvaje compañía (1995), Los libros arden mal (2006), Todo es silencio (2010), Lo más extraño (2011), Las voces bajas (2012), obra de carácter autobiográfico, Vicente Ferrer:Rumbo a las estrellas con dificultades (2013).

En 2009 es elegido miembro de la Real Academia Galega. En 2012 es investido doctor honoris causa por la Universidad de A Coruña en reconocimiento por su defensa y proyección de la cultura gallega, y es nominado a los Premios Goya 2013, en la categoría de Mejor Guión Adaptado, con Todo es silencio, dirigida por José Luis Cuerda. En este año también nace la publicación mensual Luzes, dirigida por Manuel Rivas y Xosé Manuel Pereiro. Entre los últimos premios recibidos por el autor, destacan el Premio de la Crítica Española 2006, el Premio de la Crítica de Galicia 2007,  el Premio Artemio Precioso 2009, que concede por primera vez la organización ecologista Greenpeace, por su trayectoria personal y profesional a favor del medio ambiente, el Premio de la Asociación de Escritores en Lingua Galega 2010,  el Premio de la Fundación Luis Tilve, por su labor a favor de causas de interés social, yu en septiembre, la Fundación Curros Enríquez premia al escritor y le concede por unanimidad el premio Celanova, Casa dos Poetas por su larga y fructífera labor creativa.

Resumen: Herbal trabaja en un club de alterne y le cuenta su historia a una de las prostitutas. Él era el guardia de una cárcel de Galicia en la época de la guerra civil en España. Un sargento le manda investigar al doctor Da Barca, un republicano, novio de Marisa Mallo de la que él estaba enamorado. Al poco tiempo arrestan al médico. Un día el director de la cárcel le manda matar a uno de los presos, un pintor, y al morir Herbal le coge su lápiz de carpintero.

Al colocarse el lápiz detrás de la oreja puede escuchar la voz del pintor, símbolo de su conciencia, diciéndole lo que debe hacer en cada momento. De esta forma consigue salvarle la vida al doctor Da Barca en tres ocasiones: la primera cuando unos guardias que querían matarle y van a buscarle a la cárcel para llevárselo y torturarle y Herbal consigue despistarlos diciendo que le habían trasladado a Coruña y se va con él; la segunda de casualidad ya que siempre que se llevaban a matar a un grupo de presos dejaban uno vivo al azar para que les contase a los demás lo que había visto y es Da Barca quien sobrevive; y la última cuando Herbal tiene la oportunidad de matarle pero desvía el tiro y así le salva. La historia termina cuando Herbal le regala su lápiz de carpintero a Maria da Visitaçao.

 

 

 

 

La Obra. El lápiz del carpintero de Manuel Rivas. El punto de partida fue un testimonio de una conversacióncon una persona que ya falleció, Francisco Comesaña. A Manuel Rivas le gusta mucho escuchar. Le interesa todo lo que la gente cuenta, pero hay ocasiones especiales en que nota como si se activase un receptor interior que le dijese: «esto es algo más que una confidencia». Cree que antes de escribir esta novela ya existía una base hecha por una especie de memoria colectiva. Además, lo que quería intentar hacer respondía a un deseo, pero también a una obligación. La vida de Francisco Comesaña, las historias de vida que le contó fueron la chispa que prendió la mecha.

            Muchos críticos consideran que El lápiz del carpintero es una espléndida novela y muy conmovedora.  En el libro, el lápiz se convierte en un símbolo, un símbolo de la resistencia. La historia de ese lápiz es la que enlaza el pasado con el presente. Es una novela sobre la guerra civil, pero desde la intrahistoria, desde el lado profundo y descarnado. Una obra llena de amor, llena de desgarro. Una obra escrita desde las entrañas.

La principal misión de la novela de Manuel Rivas es denunciar los abusos cometidos por el bando nacional en Galicia ya que  esta región cayó en manos de los franquistas en los primeros meses de la guerra civil  y la represión fue durísima. Las muertes se producían tanto por fusilamientos como por las condiciones de frío y humedad en las celdas.

La narración proviene de dos fuentes: una, desde el guardia carcelero Herbal, y otra desde un narrador omniscente representado por la figura del lápiz del carpintero. En la novela, frente al vacío que produce la guerra, el recuerdo se convierte en protagonista desde el primer capítulo, ya que se mezclan ficción y realidad, pasado y presente, amor y odio, esperanza y desesperanza…en un intento de mantener viva la memoria.

En la cárcel, el Doctor Da Barca logrará vivir gracias a la fuerza de la imaginación y la palabra, mientras que Marisa Mallo, su amor prohibido, emprenderá la lucha incansable para devolverle la libertad. Aunque la novela gira en torno a la historia del doctor Da Barca, un hombre inteligente, coherente, con sentido del humor, un hombre hecho a sí mismo  y  que sabe afrontar todas las adversidades, es su personaje-oponente, el guardia-carcelero Herbal el que está dotado de una mayor complejidad en su lucha de amor-odio con el dortor da Barca, no sólo por su admiración a la fortaleza del médico sino, sobre todo, por el amor que Herbal siente por Marisa Mallo que no renunciará a Da Barca ni en las peores circunstancias. Para Herbal, que Da Barca se haya hecho acreedor de un amor así es motivo de envidia y de tormento.

Los dos principales personajes de la novela simbolizan una época, el choque entre las ideas tradicionales-fascistas de Herbal, y las ideas republicanas de libertad y democracia del doctor Da Barca. Ambos representan la incompatibilidad del fascismo con el ideal de progreso. Herbal representa el lado más salvaje de la España franquista, aunque ellos justificaban sus actuaciones como defensores de la Patria.

El realismo mágico o, más bien,  el gusto por lo sobrenatural del pueblo gallego también  está presente en la novela  a través del lápiz del carpintero que lleva en la oreja Herbal y que le pone en comunicación con su antiguo dueño, el pintor al que Herbal asesino. Completan la novela una galería de personajes que muestran el horror de una Galicia asediada por la Guerra Civil y por la posguerra: los otros presos; el abuelo de Marisa Mallo, un nuevo rico; la hermana de Herbal y su violento esposo; la madre Izarne, una monja con mucha personalidad que suponemos enamorada de Da Barca; todos junto a figuras históricas de Galicia, como el doctor Nóvoa Santos o el pintor Lugris. Estos personajes le dan a la obra una dimensión de tragedia colectiva que se inserta y se nutre de las tragedias individuales de cada uno.

La acción se desarrolla en Galicia. La mayoría del tiempo los personajes están en la cárcel y otros lugares menos importantes son el tren, el taller de costura, el club de alterne… El tiempo externo es la época de la guerra civil española. El interno dura unos años pero no se puede decir con exactitud.

Estructura de la obra -Externa: la novela se divide en veinte capítulos en los que suelen coincidir los cambios de capítulos con saltos en el tiempo. -Interna: se divide en planteamiento (entrevista con el doctor Da Barca y la situación de Herbal en el momento presente en el club de alterne), nudo (cuando Herbal empieza a contarle su historia a María da Visitaçao hasta que en la historia le encarcelan) y desenlace (cuando dejan libre a Daniel).

            A penas hay descripciones de los hechos, pero sí muchas sensaciones y emociones contadas con un lenguaje poético y muy cuidado.

(Katia Torrent Fuertes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *